martes, 6 de agosto de 2019

Contener(atar) a pacientes con trastorno mental

Una vez más, y no será la última, vuelvo a resaltar el daño que los medios han hecho contra las personas con trastorno mental. Películas, noticias, no son pocos los que escaparían a mi quema personal. En mis entradas anteriores he escrito sobre la estigmatización y los mitos queque la sociedad y los mitos que se ciernen sobre muchas personas. En este post, quiero hablar de un hecho verídico, no es un mito, ,es una realidad, son las contenciones físicas en pacientes ingresados. Este tema es un tema delicado, por ello me apetece escribir sobre él.

¿Cual es la política actual de la salud mental respecto a esta práctica?
Quiero dejar claro que a los profesionales de salud mental no nos gusta tener que llegar a este procedimiento. Esta práctica siempre comporta riesgos de daño, tanto para el paciente como para nosotros. La sensación de estar atado a una cama no es nada agradable, y más aún si se van prolongando los días. El objetivo del sistema sanitario de  hoy en día es ir eliminando esta práctica. Disponemos de mejores recursos que hace años atrás,prueba de ello es que  los pacientes no reingresan tanto y cuando lo hacen, tenemos  personal más concienciado para intentar evitar esta práctica,, cabe mencionar que disponemos de un abanico de farmacología más amplio que años atrás y eso también ayuda. Hoy por hoy, no podemos los profesionales no podemos garantizar estadísticas de "contención 0", pero desde luego, vamos por el buen camino para evitarlas casi por completo.

¿Cuando se debe contener a un paciente en una unidad de psiquiatría?
Pongámonos en escena: Tenemos a un paciente que por algún motivo está en una situación de agitación, una pelea familiar por teléfono, ganas de irse de alta cuando no es posible, dicha  situación comporta un riesgo de ansiedad, hasta el punto de de autolesión o de heteroagresividad hacia otro usuario de la unidad, incluso percibimos un riesgo de agresividad contra personal sanitario.  La contención verbal por parte de personal sanitario, que previamente siempre se practica  no ha sido efectiva. Dicho caso clínico sería el habitual para llevar a cabo un protocolo de contención mecánica.


¿Existe una técnica o plan específico para reducir a un paciente agitado sin hacerle daño?
Algunos centros hospitalarios, no todos, imparten cursos sobre como reducir o contener físicamente a una persona. Personalmente, creo que deberían ser obligatorios en todos los centros. Existe personal especializado en estas situaciones, y el personal sanitario de salud mental debería estar formado para estos casos. Las situaciones de contención mecánica siempre son arriesgadas tanto para el paciente como para el personal sanitario. Básicamente, la técnica usada en las unidades de psiquiatría suele ser sumar el máximo número de personas y reducir, por superioridad numérica, a una sola persona. Suele ser el personal de enfermería, no el médico, quien se encarga de esta labor (sobre esto hablaremos en otro post).

Tenemos al paciente contenido en su cama, y ahora, ¿qué?
Toda contención mecánica consta, o debería, de  un seguimiento específico por parte de enfermería. Dicho protocolo, debe ser informado a los juzgados pertinentes por parte del médico de guardia, si era ingreso voluntario, pasa a ser un ingreso involuntario. La contención en cama conlleva una dosis de ansiedad extra para el paciente, y debe recibir un ajuste de medicación más que adecuado para ayudar, aliviar y calmar la ansiedad del paciente. La duración de una contención mecánica puede variar desde unas horas hasta unos días. Hay casos muy puntuales de sobrepasar la semana de duración. La evolución del paciente dictará el tiempo de contención mecánica.



Si tenéis alguna duda sobre este tema, sugerencia, comentario u opinión, estaré encantado de atenderos en los comentarios. Un saludo!







No hay comentarios:

Publicar un comentario