domingo, 4 de agosto de 2019

Situaciones de urgencia en salud mental

En este post quiero hablar de una situación habitual en psiquiatría: La descompensación de una enfermedad mental. Al lector, sea usuario de salud mental o no, le puede resultar muy útil este post: ¿Cómo debemos actuar cuando un conocido, familiar o amigo nuestro se desestabiliza psiquiátricamente, y necesita ayuda médica?  Una vez llegada a esta situación, debemos entender que hablamos con una persona con enfermedad crónica que está en un proceso agudo y necesita compensarse para recuperar su bienestar psíquico, físico y social.

Un buen insight del paciente.
Una de las bases principales en salud mental, es que el paciente sea plenamente consciente de que tiene un trastorno mental. Las patologías psiquiátricas son en la mayoría de casos, crónicas. Dichas patologías pueden descompensarse por varios motivos, son los llamados procesos agudos. Una persona que es consciente de su enfermedad tendrá un mejor manejo de ese proceso agudo, ayudando a su compensación y colaborando en un ingreso si es necesario.

El entorno social adecuado.
Un buen insight es importante, pero también lo es una estructura social estable. Un ambiente familiar, con discusiones y situaciones de estrés, afecta emocionalmente a cualquier persona. Por otra parte, ciertas amistades influyen negativamente en ocasiones, fomentando el consumo de tóxicos. Está demostrado que una estructura social inestable aumenta la cantidad de ingresos hospitalarios.

Estilo de vida y adherencia al tratamiento.
Un estilo de vida sano, activo y dinámico, junto con una buena adherencia al tratamiento, proporciona la estabilidad que un paciente con trastorno mental necesita. Los efectos secundarios de algunas medicaciones o la sensación de bienestar, suelen ser los motivos principales del abandonos del tratamiento. Seguidamente, se reagudiza su enfermedad base, y luego, la inminente necesidad de ingreso en unidad de agudos.


La salud mental no es una ciencia exacta. Aún siguiendo los puntos citados en este post, no podemos garantizar que no haya una descompensación de la patología, pero si reducimos sustancialmente las posibilidades. El objetivo de los profesionales de la salud mental debe ser proporcionar las herramientas necesarias al paciente para que lleve una vida normal, evitando recaídas, y siguiendo dichas pautas, aumentamos mucho esa posibilidad.

Cuando el paciente ya ha llegado a urgencias de psiquiatría.
Existen ingresos programados a nivel ambulatorio en los que el paciente, de modo voluntario, ingresa en una unidad de agudos para estabilizar su patología.  La opción más habitual es acudir a urgencias. Cuando el paciente agudo ha llegado a urgencias de psiquiatría de un centro hospitalario, suele tener la idea de que su problema se va a solucionar en el servicio de urgencias. Los más concienciados saben que pueden ingresar en planta, y asumen esa opción. Es labor del psiquiatra de urgencias hacer una buena valoración de ingreso.

Si el paciente requiere un ingreso en planta (unidad de agudos) el objetivo es intentar que el paciente ingrese por su propia voluntad (ingreso voluntario), ya que si el paciente no entra en razón, será un ingreso involuntario y puede requerir una contención física al paciente, usando la fuerza si es necesario(ya explicaremos este tema en mi próximo post).

Los ingresos involuntarios son quizá la parte más desagradable en psiquiatría, ya que es lo más parecido a lo que nos muestran en la televisión, lamentablemente, son necesarios en muchas ocasiones.
Una vez en planta, hay una normativa, más o menos estricta, que el paciente deberá de seguir, y en un tiempo aproximado de 1 mes (según la evolución del paciente) éste volverá a casa con un tratamiento y una posible derivación a algún recurso ambulatorio para hacer un seguimiento.

Espero que este post haya sido de vuestro agrado, tanto si eres paciente como si no lo eres, puedes dejar un comentario sobre dudas, opiniones, etc.


2 comentarios:

  1. Consideras que la depresion es una enfermedad o un estado del momento?Crees que se la importancia que tiene?Muy buen blog por cierto

    ResponderEliminar
  2. Hola buenas, la depresión es una enfermedad mental, existen varios tipos de depresión, pero sí, es una enfermedad mental. En mi opinión, hay ciertas personas que usan esta palabra en modo exoresión cuando solo están bajos de ánimo, tipo "ay que depresión tengo" y no acaban de saber que es, y posiblemente no la tienen.

    ResponderEliminar