miércoles, 14 de agosto de 2019

¿Tienen cura las enfermedades mentales?

Muy buenas, lectores, quisiera agradeceros el buen recibimiento que habéis dado al blog en sus primeras dos semanas de vida. Doy por hecho, por los comentarios que recibo y por las llamadas al consultorio telefónico, que me leéis personas con y sin trastorno mental, lo cual agradezco y valoro mucho. En los temas de los que os hablo, intento usar un lenguaje sin tecnicismos para llegar a todo tipo de lectores. ¡Seguiré en esta misma dinámica para que sigáis leyéndome!

Esta mañana, hablando con un paciente, me resultó curioso hacerle la entrevista ya que, por su modo de explicarse, creía que "iba a curarse" de su trastorno mental. Teniendo en cuenta que no es el primer  paciente que hace alusión a su futura cura, me he animado a abordar este tema: La cura de una enfermedad mental.

Existen muchos tipos de enfermedad mental, en las que esos tipos tienen subtipos, y esos subtipos siguen teniendo más subtipos, como los trastornos de personalidad. Conocemos muchos tipos de enfermedades mentales, desgraciadamente la mayoría no tienen cura, hoy por hoy solo tiene la cura la depresión y la psicosis tóxica. Cuando hablamos de cura en psiquiatría y psicología, la palabra cura presenta muchos matices.

Pongamos de ejemplo los trastornos psicóticos, las esquizofrenias. La esquizofrenia es una enfermedad mental crónica que presenta alteraciones perceptivas y sensoriales, manifestando una sintomatología que, con un tratamiento farmacológico adecuado y vida estable, proporciona hoy por hoy al paciente una buena calidad de vida, retrasando un posible brote durante años. No debemos confundir esta calidad de vida con estar curado. Luego tenemos el caso de una psicosis tóxica, con sintomatología parecida, siendo habitual su aparición  en las salidas nocturnas de los más jóvenes. La psicosis tóxica es consecuencia de la ingesta de tóxicos previa, ya sea cocaína, anfetaminas, cannabis, etc. Ciertas personas son más hipersensibles que otras a las intoxicaciones por drogas. Esta hipersensibilidad desarrolla un cuadro psicótico que, con atención médica, si tiene cura, ya que su manifestación ha sido la toma de un tóxico y no una carga genética como puede ser una esquizofrenia paranoide.

Los trastornos de personalidad, catalogados como enfermedad mental en los manuales de psiquiatría, siguen suscitando debate sobre si personas con ciertos tipos de trastorno de personalidad son realmente enfermos mentales o no lo son. En mi opinión personal, algunas de esas personas con  TP no son enfermos mentales. Una persona diagnosticada de trastorno límite de personalidad no es un enfermo mental. En muchas ocasiones, el diagnóstico médico  que nos ponen al acudir a urgencias o a una consulta médica, es lo que nos tilda de enfermo mental. Conozco a gente, en mi entorno, que jamás ha acudido al médico por ningún tema de salud mental y presenta los mismo rasgos que presentan ciertos pacientes con si están diagnosticados. Si tuviésemos que pasar toda la población por una evaluación mental, ¿cuántos quedaríamos exentos de una etiqueta diagnóstica?


De la depresión, sí, se sale. El paciente no suele ver el final del túnel, puede durar años la lucha, pero es una enfermedad totalmente curable. En ocasiones, los rasgos de personalidad de muchas personas ya son de tendencia depresiva. Nos referimos a esa persona negativa, baja de ánimos, que ve el vaso medio vacío y no medio lleno. Hay personas, que son su carácter negativo, piden a gritos ser devorados por cualquier enfermerdad. Los profesionales de salud mental disponemos de terapias y de farmacología para vencer al trastorno depresivo. A veces, es el mismo paciente el que ayuda a que la depresión se cronifique. 

Resumiendo, las enfermedades mentales, hoy por hoy, no tienen cura. El componente génetico es determinante en muchos casos, tenemos mucho que aprender y estudiar sobre ello. Por otra parte, el entorno social de muchas personas tampoco contribuyen a la terapia, no se pueden aislar a las personas con trastorno mental de ciertos estresores. Solo ciertos trastornos provocados por tóxicos son curables ya que, desintoxicando al individuo, desaparecen la sintomatología y no suelen reaparecer si no se vuelve a consumir. Si tenéis alguna duda,comentario o cosa que queráis comentar podéis hacerlo en la sección de comentarios de este blog. Un saludo.

3 comentarios:

  1. Mi hermano padece de esquizofrenia paranoide diagnosticada por los psiquiatras hace dos años y se medica un mes si y otro no,nos han dicho que jamas dejara de tener esa enfermedad pero que si lleva una pauta tal como lo le han dicho sobre sus medicamentos y lleva una vida sana sera como una persona totalmente sana,es cierto o aunque tome la medicacion le pueden surgir brotes y tener recaidas?Gracias

    ResponderEliminar
  2. Buenas, si tu hermano toma la medicación correctamente y lleva una vida sana, se reduce la posiblidad de un brote. Aún así, existen posibilidades de un brote psicótico, en la mayoría de casos, se reajusta el tratamiento farmacológico ya que, a veces, dar con el antipsicótico adecuado no es fácil.

    ResponderEliminar
  3. La esquizofrenia si no la sabes controlar es peligroso xq tengo mi prima que padese de esquizofrenia y tiene marido y hijos chiquitos discutio con el marido a la noche el marido se fue acostar y mi prima venía transformada con un cuchillo para matarlo al marido menos mal que estaba la hija más grande le saco el cuchillo o si no lo mataba al marido no avía forma de calmarla

    ResponderEliminar